Un paseo por la infancia: las castañas asadas de la abuela

Faltan 20 días para que desaparezca. Para que dejemos de percibirlo al pasear por las calles del centro de la ciudad. Para despedirnos de su compañía en las tardes de frío junto a la lumbre. Faltan 20 días para que se acabe el invierno y se lleve con él ese olor a infancia: el de las castañas asadas.

castañas
Sigue leyendo